PIES DESNUDOS

Pies desnudos. Avanzo.
Siento la tierra húmeda de sudor al paso del andar.
Meto los pies en el barro. Piso las piedras del camino.
Me deslizo sobre un arcoíris de seda.

Una larga tregua –

Descanso mis pies en agua tibia.

La travesía de la Vida!

El destino me tropieza cada instante.
Me deleito de este elixir de respirar y siento…

Desde el nacimiento hasta la muerte:
Caminar y correr viviendo experiencias,
Aprendiendo lecciones en el Aula del Saber.

Retoño colorido de la primavera.
El calor del verano. Fiestas y bailes del origen.
Hojas crujientes amarillas y rojas de otoño.
El frío invernal que invita a penetrar en las entrañas.

Estaciones pasan y vuelven.

Mirando el atardecer a través de la ventana.

Los pies desnudos pisando los caminos, abriendo puertas en el Alma.

El Alma despierta y se vuelve viva en la llama que abraza el fuego.
El Cuerpo vivo recitando poesías de amor.
La Presencia que atrapa el momento y hace pausa ante los días que avanzan…

El día nace. La noche se va.
Vida y muerte. Inhalación y exhalación profunda.

Balancearse en el columpio de la Vida. Aquí, ahora, allá, más allá.

El reloj dibuja los ciclos.
El tiempo es su mejor amigo. Y el espacio, su mejor recinto para vivir.

Estoy cumpliendo con lo que vine a hacer: a Ser.

Está en mí discernir o no, ver la Vida o volverme ciego.

La Vida es una misión que cumplir. Es un acto de fidelidad con el Alma.
Es un río de Amor que corre por las venas.

Avanzo con mis pies desnudos.

El Alma susurra a mis oídos y me habla de la importancia de vivir.
Me impulsa a cabalgar como un caballo en las praderas de la libertad:
sólo en este instante… ahora!

Parece que no existe más nada.
Lo demás es ilusión, y aquí la prisión más grande.

El Alma me dice que soltarse es deshacer nudos de antaño.
Soltarse es el néctar del saber vivir!

Coros de libertad! La humanidad entera canta,
Porque todos nacimos para ser libres y amar.
Lo contrario es contar fábulas para justificarnos.
Los miedos son como una rienda colgada al cuello para frenar la voz ardiente que pulsa en las agallas.
Hay que tener agallas para vivir!
Sentir, ver, escuchar, decir, comunicarse, amar…

El Alma es como un niño inocente que habla de la verdad.
Su autenticidad es el instrumento que da Fuerza y Valor
y los sentimientos son su máxima expresión.

Sentir es el Poder de la gratitud y el brillo de la honestidad.
Es el aroma vegetal que da gracia y humildad

Sentir es el canto del cuerpo.. Es el alimento para la materia viva
que se arraiga en el corazón. Es un jugo orgásmico en la piel.
Sentir es ir a paso de morrocoy, es como un rugir de león,
Es como un delfín que atraviesa océanos, es como un vuelo de mariposa
Y un canto de ruiseñor.
Es aquí donde sonríe la vida.

Mi cuerpo abre el pecho como un lago se abre al cielo.

Escucho adentro y todo tiene sentido.

El agua cae como una cascada de simplicidad. Tonos de transparencia
y tranquilidad.

Miro adentro y veo el tesoro de una esmeralda, un verde cristal que armoniza y unifica. La esmeralda lúcida que irradia en el centro del espíritu
Y libera reflejos ancestrales de una historia vivida.
Algo que tuvo sentido vivir para despertar la conciencia.

Es parte del recorrido del Alma.

Es la integración y la expansión de las experiencias con la vida
Y la fusión de la sabiduría con lo cotidiano.

Voces, canto, alegría, presencia, cuerpo, amor, vida.
Aleluya!!!!

Los pensamientos se derraman en el vacío y el silencio los toma
en sus manos con ternura.

Las arterias abren la carretera de la existencia en el Alma
Y la Vida siembra raíces y circula… un suspiro profundo exclama Presencia.

Pies desnudos que adoran ir, dar vueltas, bailar y volver. Llegan a donde quieren ir.
Se paran vertical sobre su propia planta y contemplan.

La mirada del Águila alcanza la lejanía. Y el sueño lejano toca el vivir.

Este momento es un goce que se realiza al abrir y cerrar los ojos.

Pies desnudos que transitan la Vida… abriendo puertas en el Alma.

Alberto D’Enjoy
Murviel, miércoles 7 de Septiembre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *