ENCONTRÈ LA OTRA PARTE DE MI…

Encontré la Fuente.
Encontré el Amor.
Encontré la otra parte de mí.
Vi a mi Alma perdida
En los tiempos olvidados.

Que alegría tan grande siento con el toque del tambor.
La Tierra vibra bajo mi piel.
Los pájaros vuelan hacia su destino.
Las hojas secas de otoño fecundadas en abono
Vuelven a florecer en la primavera.
La nieve se derrite con la caricia de la lluvia
Y su soledad envuelta en gotas
Se funde en la corriente del rio.
El agua transparente
Me enseña el misterio de la vida.

Recibo este momento en silencio.
Me uno con lo que había ignorado de mí.
La separación conmigo se me había vuelto un lago seco.
La tristeza se me había desbordado en mi sangre para llenar mi vacío.
La ilusión empañó mi certeza.

Descifro un gran secreto, un nuevo lenguaje.
Versos del Alma.
No quiero expresarlo en palabras que lo atrapen en cualquier concepto
O lo sometan a la prisión del hombre civilizado. Aquel que olvidó que la educación es una expresión del Alma y del corazón y una obra de arte de la creación y los sentimientos humanos.

Una sensibilidad sublime,
Tan sutil como una brisa fresca
Me despierta de un largo sueño.

El color de una flor me arropa de calor
Y sus pétalos se vuelven mariposas para volar.

Me dan la mirada cierta.
La Visión se enciende en llamas,
Me da luces en el corazón
Y la Luz me alumbra en cada paso.

Encontré un sitio en mi corazón
Que me recibe y me acepta como soy.

Se acabaron las historias.

El aire majestuoso me desgarró la ilusión de la costra,
Barrió con el polvo del tiempo
El pasado se exhuma en sus propias cenizas.
El ego arde en el Fuego Divino, se quema…
La herida del Alma se vuelve oxígeno en el suspiro Cósmico,
Pulsa de vida en las venas de la Madre Tierra
Y la materia se funde en éxtasis con el Amor.

Los tonos oscuros de la muerte
Se disuelven ante mi Presencia.

En mi pecho se enciende un Universo iluminado de moléculas vivas,
Se enciende una llama que me envuelve en el Círculo del Sol,
Se enciende un rayo que me impregna las células con el Espíritu de un Guerrero de Luz.

Hay una transparencia en el tiempo.

Heredo el Presente
Y la Existencia me entrega un tesoro:
Un Espacio Sagrado,
En donde encuentro a mi Alma para amarnos.
Canto vivir ahora.

Escucho que el Alma es infinita
Y que el Amor es eterno.
El Alma vuela como un Águila
Y sus ojos profundos ven lo inmensurable.

La página está en blanco
Para escribir una oración.

El rumor de una voz invisible me dice
Que he vuelto al origen.

La Unidad me bendice
Y me da un beso de Plenitud.

No habrá más soledad que me atormente
Ni más muros que me separen.

Vuelvo a ser quien soy
La Vida me acompaña siempre.

El viento me acaricia dulcemente,
Sacude la arena de la playa en donde vive mi Alma
Y la sal marina penetra mis entrañas…

Cada cristal refleja un rayo de Sol
Y los minerales que potencian la Vida.

Respiro profundo
Y en la música de mi aliento escucho
YO SOY…

Alberto D’Enjoy Murviel les Montpellier, jueves 25 de Octubre, 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *